Hazte Sostenible - haztesostenible.com | Tu portal sobre Sostenibilidad, Medio Ambiente, Ética Empresarial y Energía

“El mundo entero se aparta cuando ve pasar a un hombre que sabe a dónde va”
Antoine de Saint Exupery

Vie09192014

Última actualización05:03:02

Back Noticias Sostenibilidad HazteSostenible
HazteSostenible

HazteSostenible

URL del sitio web: http://haztesostenible.com

Viernes, 09 de Mayo de 2014 18:49

Los bioplásticos, ¿una futura revolución?

plastico

Como bien sabemos, los plásticos tradicionales, producidos a partir del petróleo, son uno de los materiales más usados en la actualidad, si no el que más. Sin embargo, las crecientes dificultades en su obtención, incluyendo su coste y su escasa degradabilidad ha hecho que se necesite buscas alternativas a estos.

Una buena alternativa son los bioplásticos. Los bioplásticos son plásticos que provienen de fuentes naturales vegetales. La mayoría presentan mejor biocompatibilidad, y todos tienen en común que son biodegradables por microorganismos como bacterias, hongos, algas.

Los primeros en popularizarse fueron los bioplásticos vegetales, fabricados a partir de almidón de patata, maíz o yuca. Sus polímeros de glucosa sirven para que, tras un proceso de extrusión y otros tratamientos, acaben convirtiéndose en material para cubiertos, envases o bolsas.

Mientras el plástico "tradicional" está compuesto por polietileno sintetizado a partir del petróleo, el bioplástico está compuesto por ácido poliláctico (PLA) producidos a partir de ácido láctico polimerizado, el cual proviene de la fermentación de bacterias lácticas con almidón de maíz o soja. Se utilizan como capas de sellado térmico, etiquetas y bolsas de transporte, como alternativa para películas tradicionales y para la producción de envases rígidos. Son comercializados bajo los nombres de NatureWorks (Cargill-Dow LLC), Lacty (Shimadzu) o Lacea (Mitsui Chemicals). La gran ventaja de un material como este es que su producción es menos contaminante, que es cien por cien reciclable y que, por supuesto, el maíz y la soja son productos que pueden volver a crecer, por lo que el abastecimiento de materia prima se encuentra mucho menos comprometido.

Desarrollo y Glossary Link sostenibilidad.

El bioplástico tiene su apuesta en el  Glossary Link desarrollo sostenible, pues las grandes emisiones de dióxido de carbono durante la producción del plástico convencional se encuentran reducidas (el bioplástico produce entre 0.8 y 3.2 toneladas menos de dióxido de carbono).

Si bien en la actualidad la producción es limitada y los precios de este material no compiten aún con el plástico, ya que el costo de producción es cuatro veces superior, la realidad nos indica que las cosas pueden dar un vuelco en un futuro no muy lejano. Muchos avances tecnológicos en esta área se están dando continuamente y cada vez el bioplástico está más cerca de competir en características con el polietileno.

Ventajas del bioplástico.

- Reducen la huella de carbono. 

- Suponen un ahorro energético en la producción. 

- No consumen materias primas no renovables. 

- Reducen los residuos no biodegradables, que contaminan el medio ambiente.

- No contienen aditivos perjudiciales para la salud como ftalatos o bisfenol A

- No modifican el sabor y el aroma de los alimentos contenidos.

- Son 100% biodegradables, igual de resistentes y versátiles.

- Los bioplásticos ya se usan en sectores como agricultura, industria textil, medicina y sobre todo en el mercado de embalajes y envases.

Tendencia de futuro en el mercado de los bioplásticos:

mercado bioplasticosActualmente en el mercado hay numerosos productos disponibles, como el almidón, resistente a grasas y compostable, para envasado de alimentos, la celulosa, buen aislante y biodegradable, para recubrimientos, las proteínas, resistentes y que pueden reciclarse, para cajas, el PLA, que es un material con buena estética que se puede reciclar, apto para films y materiales de envase, o el PCL, que presenta buena resistencia al agua y aceite, y es apto para resinas, adhesivos, bolsas y fibras.

Hoy en día, el mercado de los biopolímeros se está desarrollando pero todavía no puede competir con los plásticos tradicionales, ya que su fabricación sigue siendo más cara. También están limitadas precisamente por su biodegradabilidad: a veces se necesitan materiales no degradables para hacer productos de larga duración. Pero su duración es suficiente para la mayoría de los envases que utilizamos y tiramos cada día por lo que su utilización contribuye a disminuir la acumulación de residuos al ser biodegradables.

A pesar de esto, los bioplásticos tienen un crecimiento anual constante, esperándose que llegue a un 20-25% en 2020. En este sentido, Europa es el mayor mercado para los envases formados con material bioplástico, acaparando más del 50% de la producción mundial.


Javier Martín Moreno para Hazte Sostenible.

 

Sábado, 22 de Marzo de 2014 20:08

Ecoaldeas: una apuesta de vida sostenible

 

Ecoaldea


Debido al momento de cambio que estamos viviendo y, ante la imposibilidad de afrontar una vida en las ciudades o simplemente por buscar un modus vivendi más sostenible, cada vez son más las familias que apuestan por vivir en una ecoaldea, es decir, en una comunidad con un nuevo estilo de vida, lejos del derroche y consumo compulsivos a los que tan acostumbrados estamos hoy en día.

El astrofísico estadounidense reconvertido en investigador social Robert C. Gilman definió en 1991 la ecoaldea como "un asentamiento humano, concebido a escala humana, que incluye todos los aspectos importantes para la vida, integrándolos respetuosamente en el entorno natural, que apoya formas saludables de desarrollo y que puede persistir indefinidamente".

Las ecoaldeas deben ser comunidades intencionales, es decir, deben caracterizarse por poseer un alto grado de trabajo en equipo. En estas comunidades, las responsabilidades y deberes se reparten equitativamente y predomina una visión política, social y espiritual alternativa. Su desarrollo se basa en un respeto absoluto por la naturaleza, el uso de  Glossary Link energías renovables, la sustentabilidad tanto alimenticia como económica, el Glossary Link reciclaje y el uso de materiales de construcción ecológicos.

Existen multitud de matices que diferencian a estas comunidades. Algunas plantean la propiedad privada y otras la ocupación de pueblos abandonados. Por lo general, las ecoaldeas se desarrollan en el ámbito rural, aunque también pueden darse casos en entornos urbanos. Para que una comunidad pueda definirse como ecoaldea, ésta tiene que atender unos principios que incluyen aspectos ecológicos, socioeconómicos y culturales.

ecoaldea2- Aspectos ecológicos: los alimentos se producen ecológicamente en la comunidad o en la zona en la que se encuentre la ecoaldea. El agua y la energía se consumen con moderación, depurando con medios naturales las aguas residuales y utilizando fuentes de energía renovables. Las actividades productivas tienen en cuenta los ciclos vitales de los productos utilizados, de manera que en ningún momento resultan nocivas para el entorno o para la salud. Para las construcciones se utilizan materiales locales, naturales y no tóxicos. Además, el transporte motorizado se reduce al mínimo.

- Aspectos socioeconómicos: las actividades económicas que se lleven a cabo en la ecoaldea aseguran la estabilidad de todos sus miembros. El trabajo se organiza horizontalmente y se favorece la participación de todas las personas involucradas en la toma de decisiones. La comunidad asume, en la medida de lo posible, competencias como la salud y la educación.

- Aspectos culturales: la mayoría de las ecoaldeas coinciden en ser lugares en los que se favorece la creatividad, se celebran encuentros o reuniones que contribuyen a mantener la cohesión del grupo y se desarrollan y aplican técnicas para la resolución de conflictos.

Las ecoaldeas en España.

El movimiento de las ecoaldeas nació a finales de los años ochenta en países como Canadá, Francia, Dinamarca o Australia, llegando a España a principios de los noventa, concretamente a la zona de los Pirineos catalanes, donde fácilmente podían encontrarse pueblos abandonados rodeados de tierras fértiles que cultivar para el autoconsumo. Hoy la Red Ibérica de Ecoaldeas está formada por 19 comunidades ecológicas que se reparten por todo el territorio, pero se reconoce la existencia de hasta treinta ecovillas. Castilla y León es la comunidad que más ecoaldeas agrupa, pero Andalucía y las regiones del norte cuentan también con varios pueblos ecológicos. 

Como vemos, los ecoaldeanos manifiestan una nueva visión del mundo, cultivan huertos buscando ser autosuficientes y aprovechan al máximo las energías renovables como, por ejemplo, la energía solar. El reciclaje de residuos está a la orden del día, y la apuesta fundamental es vivir en comunidad, llevando a cabo trabajos que sirven para el conjunto de habitantes de la ecoaldea, como la construcción de cooperativas o la rehabilitación de casas.


Javier Martín Moreno para Hazte Sostenible.


 

Jueves, 13 de Marzo de 2014 19:13

¿Y si las algas pudieran salvar el planeta?

 

barrera de coral

A estas alturas todos conocemos el papel de la vegetación en la lucha contra el calentamiento global, absorbiendo el famoso dióxido de carbono, o CO2. Por eso, los bosques constituyen uno de los principales sumideros naturales de carbono.

 A través de la fotosíntesis, grandes cantidades de CO2 son absorbidas por los árboles, y tras un proceso metabólico para la obtención de compuestos orgánicos en la planta, terminan almacenando el carbono que han tomado y devolviendo el oxígeno a la atmósfera. Este carbono se acumula en la madera del árbol, y cuando el árbol muere, ésta es descompuesta por bacterias, hongos e invertebrados, reciclando el carbono como biomasa, materia orgánica muerta y también en forma de gases (CO2metano), liberados a la atmósfera de nuevo.

 Existe otro gran sumidero natural de carbono. Se trata de los océanos, que son capaces de absorber hasta aproximadamente el 50% del dióxido de carbono liberado a la atmósfera. Las plantas marinas, como los bosques, capturan el CO2, y a través de la fotosíntesis obtienen nutrientes, liberando oxígeno al medio y almacenando carbono. Constituyen por tanto una gran ayuda en la mitigación de los efectos del calentamiento global.

No obstante, un exceso de CO2 en el agua por encima del umbral crítico es gravemente perjudicial para los océanos, ya que, en disolución, genera una serie de sustancias químicas que acidifican el agua (ácido carbónico (H2CO3), bicarbonato (HCO3-), carbonato (CO32-) e iones Glossary Link hidrógeno (H+)), provocando un descenso drástico en el pH del agua. Esta acidificación afecta directamente al carbonato cálcico, disolviéndolo, y por tanto, disolviendo corales, moluscos, crustáceos y demás organismos calcáreos, cuyo esqueleto está compuesto de este elemento.

En resumen, los océanos absorben CO2 ayudando a paliar los efectos del calentamiento global, siendo beneficioso o positivo hasta un límite, pero a partir del cual es gravemente destructivo para los ecosistemas marinos.

La ingeniería costera ecológica, un nuevo paradigma

Lo que está claro es que el ser humano debe aprovechar la capacidad que poseen las especies vegetales marinas, no solo para retener el carbono, sino también para proteger la costa de otros posibles efectos adversos. En el mar Mediterráneo, las praderas de fanerógamas, como las de Posidonia oceánica, estabilizan y consolidan el fondo marino, jugando un papel esencial en la protección del litoral frente a la erosión. En las zonas tropicales, los bosques de manglares ayudan a disminuir los devastadores efectos de los fenómenos naturales extremos, como son huracanes y maremotos.

algas costaPor todo ello, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) el pasado mes de octubre publicó en la revista “Nature Climate Change” el trabajo “El papel de las comunidades vegetales costeras en la mitigación y adaptación al cambio climático” (“The role of coastal plant communities for climate change mitigation and adaptation”). Esta investigación está basada en el estudio y análisis de las plantas marinas como elemento fundamental en la protección de la costa y su aprovechamiento como estrategia de adaptación al Glossary Link cambio climático.

Uno de los autores del trabajo, el investigador del CSIC Carlos Duarte, afirma que "la ingeniería costera ecológica basada en la utilización de ecosistemas formados por plantas marinas supone un nuevo paradigma, ya que pone al alcance de todos un nuevo material cuya producción, al contrario que la del cemento por ejemplo, no lleva a un incremento de las emisiones de CO2, al contrario, contribuye a su eliminación".

Además, señala que una buena solución podría estar basada en la conservación, restauración e introducción de ecosistemas costeros formados por plantas marinas, porque, según se expone en el trabajo, suponen "una opción efectiva" de adaptación al cambio climático para amortiguar los riesgos de erosión costera e inundaciones en áreas vulnerables.

Además del CSIC, en el estudio ha participado el Instituto de Hidráulica Ambiental de la Universidad de Cantabria, que demuestra que los ecosistemas compuestos por plantas marinas son enormes sumideros de CO2, además de tener una gran capacidad para disipar la energía del oleaje y para elevar el nivel del fondo marino, protegiendo así la costa del aumento del nivel del mar (de media, desde 1901 el nivel del mar ha aumentado entre 0,2 y 1,6 milímetros al año, y escenarios moderados de emisiones prevén para el año 2100 un aumento global de 0,21 a 0,48 metros).

Frente a las actuales tendencias del clima global y sus posibles efectos, como el del aumento del nivel del mar, va a ser necesario mejorar las estructuras de defensa en todo el mundo durante las próximas décadas, a lo que Íñigo Losada, investigador en este caso del Instituto de Hidráulica Ambiental de la Universidad de Cantabria, ha añadido que “esto requerirá una enorme inversión de capital para facilitar la adaptación a un nivel de cambio climático todavía incierto. 

Por su parte, Duarte ha apuntado que "la conservación y la protección de los ecosistemas que actúan como sumideros de CO2 se encuentra entre las soluciones más baratas y seguras para reducir la acumulación en la atmósfera de gases de Glossary Link efecto invernadero y promover la adaptación al cambio climático".

Una solución muy positiva en el aspecto social, económico y ambiental

Por tanto, el trabajo de investigación plantea como estrategia de mitigación y adaptación un equilibrio entre, por un lado, la protección y restauración de lo existente, y por otro, la introducción de diversos ecosistemas costeros con vegetación para maximizar las potenciales sinergias.

Aseguran que esta estrategia podría ser una solución eficiente desde el punto de vista social y económico, y que podría ofrecer grandes oportunidades a los países para alcanzar los objetivos de adaptación al cambio climático, principalmente a los más desfavorecidos cuyos recursos financieros son limitados.


Alicia Moreno Muñoz para Hazte Sostenible.


 

 

 

themassive1


¿Qué es más fuerte, los ideales por los que luchamos o los vínculos que forjamos con las personas y nuestro entorno?


Esta semana os hablamos de “The Massive”, una novela gráfica que nos transporta a un futuro cercano en el que el caos se ha desatado en la Tierra. La contaminación ha alcanzado niveles insostenibles para cualquier tipo de vida, las naciones tratan de contener la anarquía mundial, las especies animales han enloquecido y cualquier tipo de solución está lejos de aparecer.


Y en medio de este caos se hallan los protagonistas, la tripulación de “El Kapital”, un barco integrado por el grupo ecologista Novena Ola. Capitaneados por el ex mercenario Callum Israel, y con una tripulación menguante formada por toda clase de apatrias y activistas voluntarios, tratarán de encontrar a “The Massive”, el barco principal del grupo a través de una persecución por medio mundo y continuar así con su lucha para salvar a las ballenas.


El comic, editado por Dark Horse Comic en USA, en formato Comic-Book y en novela gráfica en nuestro país, ha alcanzado el éxito de la crítica al traer a un mercado en expansión una historia trepidante de acción e intriga.


En el viaje vemos el resultado de los excesos de la explotación del planeta: tiburones enloquecidos por la ausencia de presas, explosión de plantas nucleares, suicidios masivos de animales…y paradójicamente nos encontramos la congelación de los polos por los inviernos nucleares y comunidades que comienzan a resurgir gracias al mantenimiento de los últimos bosques tropicales.


themassive2En ningún momento se explica el origen de las catástrofes que conducen al mundo a esta crisis. Aún así se le da a entender al lector que es un hecho lógico en el devenir de la explotación abusiva del planeta que han causado catástrofes naturales como terremotos y  tsunamis por todo el globo. En cierto modo, se presupone que la situación actual del planeta ya es irreversible (y así lo demuestran la mayor parte de los estudios científicos, que hablan de minimizar los efectos del Glossary Link cambio climático, pues estos ya son inevitables). Esta historia nos hace ir, por tanto, un paso más allá. Si el cambio climático es inevitable, ¿qué pasará, con mayor probabilidad, cuando estos efectos comiencen a notarse en todo el planeta? La visión de los autores, en este caso, no es nada benevolente. Y nos hace plantearnos que tal vez la nuestra no debería serlo. El positivismo en la ecología puede, en ocasiones, hacer que nos estanquemos en la confianza de que todo irá bien con un pequeño esfuerzo como reciclar una botella o apagar una luz de casa. Pero, sin duda, si no ponemos remedio ya, y lo acompañamos de cambios auténticos y significativos en nuestra forma de consumir y abusar del planeta, las consecuencias sin dudas no serán nada compasivas.

 

A pesar de todo, siempre hay un hueco para la esperanza. Y la búsqueda de “The Massive” y la lucha por las ballenas continúa en este mundo “ficticio” tan patas arriba, ya que para los miembros de la Novena Ola, desencantados con la humanidad, sus ideales de ecología son más fuertes que cualquier otra cosa.


Borja Cortés Guzmán para Hazte Sostenible.


 

brote mano

La actividad agraria ha pasado en España de ser la actividad económica principal de las sociedades humanas durante la segunda mitad del Siglo XX, a ser una actividad residual en nuestros días. Esta continua reforma ha provocado que en los últimos cuarenta años la población activa agraria haya caído desde el 25% hasta el 4% actual, habiéndose perdido más de un millón y medio de empleos en el sector, lo cual viene a significar una violenta reconversión del mismo. Ello ha generado cambios sociales y culturales profundos, relacionados con la urbanización de la población española, que pasó de ser rural en un 75% en 1900 al 25% actual.

Este proceso de modernización agraria ha afectado muy negativamente a la llamada agrobiodiversidad (o Glossary Link biodiversidad agraria), entendiendo como tal a los recursos genéticos para la alimentación y la agricultura, paisajes agrarios y cultura campesina. Las causas deben buscarse en la sustitución de variedades locales por otras comerciales, obviando los programas de mejora de ámbito local o regional, en la homogeneización de los agrosistemas a través del monocultivo, en la normativa legal vigente y en la política agraria comunitaria, que se ha olvidado de la agricultura familiar en favor de la agricultura industrializada. Este impacto que la agricultura industrializada tiene sobre el medio ambiente y la salud humana es innegable por lo que se antoja harto conveniente encontrar mecanismos y alternativas que sean realmente efectivas para la conservación de la biodiversidad agraria.

Una posible alternativa para la conservación de los paisajes agrarios surgiría a partir de las propuestas agroecológicas. La Agroecología es la ciencia que se encuentra detrás de la agricultura sostenible. Se trata de una ciencia relativamente reciente cuyo objetivo principal es la Glossary Link sostenibilidad de todo el sistema agroalimentario (producción, transformación, distribución y consumo) desde el punto de vista ecológico, económico y social.  Se trata, pues, de un modo nuevo de hacer agricultura que comienza a tener auge y que supone una apuesta por el futuro, no sólo por razones de tipo alimentario y ambiental, sino también por las funciones sociales, económicas, paisajísticas, de desarrollo rural, etc. que la agricultura está obligada a asumir en el momento actual. Además, la Agroecología apuesta por la multifuncionalidad del territorio, como complemento de la actividad agraria, basada en el turismo alternativo (agroturismo, ecoturismo, turismo gastronómico) y como conservadores del patrimonio natural.

agroecologaDesde 2009, España es el país europeo con mayor superficie en cultivo agroecológico, y el número de explotaciones certificadas crece a un ritmo superior al 10% anual desde mediados de los años ‘90, lo que supone una importante oportunidad para el desarrollo rural en estas zonas, con innegables impactos positivos sobre el medio ambiente. El apoyo a la conversión de nuevas explotaciones en este tipo de cultivos es una interesante propuesta de creación de riqueza y empleo en estas zonas, a través de usos más intensivos del territorio y de la fuerza de trabajo, mediante prácticas sostenibles que generan mayor rentabilidad. A su vez, el desarrollo del consumo interno español para los alimentos ecológicos, y especialmente el consumo local en las zonas de producción, es el apoyo complementario para generar modelos agroecológicos de Desarrollo Rural, ligados a Canales Cortos de Comercialización que permitan que el valor añadido de la producción agraria revierta en las pequeñas explotaciones y la población rural, mejorando así las economías rurales en clave de sostenibilidad.

En resumen, la agroecología plantea propuestas de manejo agrario y desarrollo rural basadas en la sostenibilidad social y ecológica, que pueden aportar interesantes vías para superar grandes retos de la humanidad, como puedan ser el Glossary Link cambio climático, el agotamiento de los recursos fósiles y minerales, o el hambre y las migraciones. En la actualidad, las prácticas agroecológicas son cada vez más comunes no solo en países con poblaciones campesinas, sino también en otros territorios como el Estado español, donde se siente en mayor profundidad en las comunidades de Castilla-La Mancha, Extremadura y Andalucía.

Javier Martín Moreno para Hazte Sostenible.

 

El pasado 14 de diciembre, el Área de Industria y Energía de la Delegación del Gobierno de Valencia, anunció en el Boletín Oficial del Estado la exposición pública del Estudio de Impacto Ambiental del proyecto de Cairn Energy, basado en una conflictiva campaña para la extracción de petróleo. El proyecto de Cairn Energy está basado en un estudio sísmico de toda la zona del Golfo de Valencia para la búsqueda de petróleo, a tan solo 50 Km de las playas de Ibiza, y que tendrá una duración aproximada de 75 días sobre una superficie de 2.420 kilómetros cuadrados.


Las prospecciones sísmicas para la localización de este valorado recurso consisten en una embarcación cuyo tamaño aproximado es de 100 metros de eslora que va disparando cada 10 segundos aire comprimido hacia el fondo marino, desde una profundidad de entre 6 y 7 metros. Las ondas se van trasmitiendo por las capas del agua y por parte del subsuelo, para después rebotar el reflejo sonoro hasta unos hidrófonos en la superficie. Estos hidrófonos están colocados en 8 streamers (cables de 8 km de longitud cada uno y que son remolcados por el barco). 

 

Una vez estos streamers reciben la señal sonora, a bordo se realiza un rápido análisis de los datos para obtener unos «perfiles de reflexión» de cada una de las zonas estudiadas, que serán los que establezcan los mejores puntos para una perforación. Hasta aquí consiste la primera fase de la explotación, basada en el estudio sísmico del lecho marino. Pero el impacto ambiental no termina aquí, ya que existe una segunda fase basada en la extracción del recurso.

 

Las perforaciones se realizan mediante unas brocas gigantes de acero o con punta de diamante, que necesitan lodos que lubriquen la cabeza del taladro para facilitar la penetración en el sustrato del fondo marino. Los lodos se bombean pozo abajo para engrasar la punta del taladro, haciendo subir a la superficie los fragmentos desprendidos y para taponar el pozo y evitar así que el gas o petróleo se escape.

 

Estos lodos están compuestos por una mezcla de minerales y productos químicos ácidos, y son ricos en metales pesados y tóxicos (como el cadmio, el arsénico, el cobre, el mercurio y el plomo). Finalmente son lanzados al mar tras un proceso muy básico de depuración, siendo absorbidos por la fauna marina y pudiendo así llegar al ser humano a través de su ingesta.

 

Graves consecuencias sobre la fauna marina

 

Pero centrémonos en la primera fase del proyecto, el estudio sísmico o catas sonoras, ya que es la clave para evitar que el Ministerio conceda la autorización ambiental al proyecto, demostrando los efectos negativos y devastadores de la misma sobre la fauna marina. Igual que para los humanos es el estallido de una explosión nuclear, son para los cetáceos y tortugas marinas las detonaciones sonoras, pero además, cada 10 segundos.

 

La Universidad Politécnica de Valencia y el Cabildo de Lanzarote han realizado estudios científicos que demuestran que la aparición de cadáveres de cetáceos desorientados en las playas suele ser una de las principales consecuencias de estas detonaciones. Aseguran que el fuerte impacto de los cañones submarinos, emitiendo cada 10 segundos ondas sonoras a 249 decibelios, muy por encima del umbral del dolor (situado en los 180 decibelios), afectan al sistema de colocación de los cetáceos, alterando su comportamiento, capacidad de alimentación, orientación y rutas migratorias, además de provocar efectos devastadores para la pesca de la zona de Levante y parte del mar balear, afirmando que las zonas en las que se realizan las detonaciones quedan literalmente arrasadas.

 

De hecho, en el Golfo de San Jorge (Argentina) los pescadores denunciaron la desaparición de la pesca durante 19 meses tras la realización de una serie de sondeos acústicos, dejando sin sustento a miles de familias que vivían directa o indirectamente del sector de la pesca. Además, en delfines y tortugas existen unos efectos secundarios que incluyen hemorragias internas, dolor extremo y daños auditivos irreversibles, ya que el ruido provocado por las detonaciones se intensifica en el mar y se propaga a gran velocidad.

 


Zona especialmente vulnerable


costa valenciaLa zona del proyecto, 2.420 kilómetros cuadrados entre Valencia e Ibiza, coincide además con la principal ruta de migración de cetáceos del Mediterráneo occidental, vital para la supervivencia de las poblaciones del delfín común, delfín listado, calderón común, calderón gris, cachalote y rorcual común, este último considerado “En Peligro de Extinción” por la UICN (Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza). La compañía escocesa tiene previsto iniciar la campaña sísmica en otoño-invierno de 2014, precisamente cuando el rorcual común se refugia en aguas del Mediterráneo.

 

Especies de aves, como la pardela balear, considerada por la UICN “En Peligro Crítico de Extinción”, y cuyo 90% de población mundial se encuentra en Ibiza y Formentera, poseen sus zonas de cría a sólo unas decenas de kilómetros de las zonas donde están previstos los sondeos, ya que es allí donde se encuentran las poblaciones de peces de las que se alimentan.

 

Las tortugas marinas, especies protegidas tanto nacional como internacionalmente, han demostrado cambios en su comportamiento tras las catas sonoras, tales como el alejamiento de la fuente del sonido o la agitación y disminución temporal en la audición. La zona del proyecto coincide, una vez más, con la zona de alimentación estival y de migración otoñal de la Caretta caretta (tortuga boba), “En Peligro de Extinción” por la UICN.

 

Defensa

 

Ante toda esta información proveniente del ámbito científico, la escocesa Cairn Energy, en su defensa, asegura que «antes de comenzar la adquisición sísmica se llevará a cabo un procedimiento de arranque suave en el que el sonido se emite a menor intensidad al principio y se va aumentando hasta alcanzar la intensidad necesaria para la actividad sísmica, lo cual permite a los mamíferos marinos alejarse del área de estudio antes del comienzo de dicha actividad». También señalan que se contratarán Observadores de Mamíferos Marinos para trabajar en el buque sísmico, que harán uso de Sistemas de Monitorización Acústica Pasiva las 24 horas del día que ayuden a detectar la presencia de mamíferos marinos en el área de estudio.


Pero la campaña de la petrolera escocesa, Cairn Energy, no es la única: otras tres compañías del sector pretenden apuntar al fondo marino de la zona con intención de detectar la presencia de bolsas de gas o petróleo. La británica Spectrum Geo Limited está decidida a explorar el norte de Menorca y el noroeste de Mallorca, así como una amplia franja del sur del archipiélago balear. La española Repsol Investigaciones Petrolíferas, que pretende actuar frente a las costas de Tarragona, y la noruega Seabird Exploration FZLCC, en fase de evaluación ambiental, pero dispuesta a estudiar la zona del norte de Mallorca y sur de Menorca.


Ante una política voluble y cambiante, las petroleras siempre ganan la batalla. No sólo están demostradas las graves consecuencias del sondeo marino en busca de petróleo, sino que existen numerosos ejemplos históricos de los peligros asociados a la explotación de este recurso, como los grandes escapes de las torres petrolíferas en alta mar o la contaminación de grandes áreas por accidentes de buques petroleros para su transporte. Además, están más que claras las consecuencias del uso de energías fósiles, como la emisión de CO2, principal causante del Glossary Link cambio climático cuyas consecuencias serán difícilmente mitigadas, tal y como declaran las predicciones del IPCC (Panel Intergubernamental de Cambio Climático). El camino sólo pasa porque el sector de las energías limpias y renovables tomen el relevo paulatinamente pero con la mayor rapidez posible para abandonar de una vez estas prácticas tan nocivas para el medio ambiente y el futuro del planeta. 

 

Alicia Moreno Muñoz para Hazte Sostenible.


orca2

¿Quién no ha asistido alguna vez a un espectáculo de orcas o delfines en un zoológico? Todos hemos ido alguna vez, y hemos salido pensando acerca de lo maravilloso que son estos animales, tan bonitos, amables y felices. Parece que estuvieran sonriendo siempre. Pero la realidad no siempre coincide con lo que vemos. En este artículo vamos a analizar y a profundizar sobre lo que hay en el “backstage” de todo eso.

A raíz del reciente y polémico estreno del documental “Blackfish”, hablamos sobre las nefastas consecuencias que el cautiverio tiene sobre los mamíferos marinos, y las condiciones de estrés y esclavitud a las que se ven sometidos.

El 24 de diciembre del año 2009, Alexis Martínez moría con 29 años de edad como consecuencia del ataque de Keto, una orca macho de 5.000 kilos, mientras realizaba como cada día su entrenamiento en el zoológico Loro Parque en Puerto de la Cruz (Tenerife). Muy poco después, el 24 de febrero de 2010, Dawn Brancheau, una entrenadora de 40 años, corría la misma mala suerte. Tilikum, una orca macho la atacó hasta acabar con su vida en un parque acuático en Orlando (Estados Unidos), perteneciente a la famosa compañía SeaWorld.

SeaWorld, líder mundial en captura y cría de cetáceos en cautividad para parques zoológicos, está relacionada con ambos sucesos, ya que mantiene relaciones con Loro Parque, en Tenerife, “prestándole” algunos de sus ejemplares.

Llama la atención que ocurran sucesos de este tipo, cuando desde los años 90 las orcas cuentan con una elevadísima protección internacional, que impide su captura para cautiverio. Únicamente está legalizada la captura y cautiverio de cetáceos marinos para fines científicos y de conservación de la especie, reintroduciéndolas posteriormente a su hábitat natural a través de programas de reinserción.

Pero entonces, ¿cómo puede ocurrir esto? Las compañías alegan que realizan las capturas con fines de investigación, conservacionistas y de educación ambiental, pero finalmente lo que hacen es utilizarlos para el espectáculo, poniendo como excusa la dificultad que poseen los individuos para reintroducirse y volver a integrarse en su hábitat natural.

En Estados Unidos, el accidente de Dawn Brancheau desató la polémica, sin embargo en España tuvo una casi nula relevancia. Casi cuatro años después del suceso en Orlando, en EEUU continúa abierto el proceso judicial que ha llevado a la compañía SeaWorld a pagar una elevadísima multa y a tomar medidas drásticas en sus métodos de entrenamiento (como por ejemplo sacar de las piscinas de las orcas a los entrenadores). En España, sin embargo, el caso de Martínez se archivó en abril de 2012 por no encontrarse indicios penales.

El documental “Blackfish”, estrenado en las salas españolas el pasado 31 de octubre, reabre el debate: ¿estamos hablando de un gran negocio encubierto con la excusa de la investigación y la conservación o realmente el cautiverio se realiza con estos fines?

Muchos son los que afirman que estos cetáceos se vuelven asesinos en cautividad, sin embargo ese es un pensamiento equivocado: se trata de animales de gran inteligencia que son cazadores innatos, depredadores por naturaleza, y eso es algo que el ser humano no puede controlar.

No se trata de que se vuelvan asesinos. Son cazadores, capturan a sus presas para alimentarse, exactamente igual que lo hace el resto de especies. El problema es que las condiciones a las que se ven sometidos en cautividad les genera una serie de consecuencias psicológicas y fisiológicas que, evidentemente, alteran su comportamiento. Esto es algo que le ocurre exactamente igual al ser humano cuando se ve sometido a condiciones de aislamiento y reclusión. 

Régimen de esclavitud.

delfines

Son muchas las evidencias científicas que demuestran que los mamíferos marinos sufren considerablemente en cautividad, y es que en las piscinas no pueden satisfacer sus necesidades fisiológicas y de comportamiento que poseen en libertad. Las piscinas les provocan agresividad y estrés, reducen su esperanza de vida y generan numerosos problemas para su salud. Viven en una continua lucha entre sus instintos naturales y las condiciones de vida artificiales impuestas por el cautiverio.

Centrémonos por tanto en las consecuencias que la captura y cría de cetáceos marinos en piscinas, principalmente de orcas y delfines, tiene sobre su comportamiento.

Son numerosos los ex-entrenadores de mamíferos marinos que han ofrecido su testimonio acerca de las condiciones reales en las que se mantienen a estos animales en los parques. Cuentan que en cautividad, son sometidos a diario a operaciones para curar lesiones casi siempre causadas por la automutilación, como consecuencia de su frustración y depresión.

Sin ir más lejos, recientemente en un parque de España murió una morsa macho durante una exhibición, hundiéndose en el tanque y habiendo de desalojar al público. Los datos de la autopsia revelaron que su estómago estaba lleno de piedras que comía, como consecuencia de su locura inducida. Era un macho joven que vivía en un tanque relativamente pequeño y que seguramente había visto la luz del sol en contadas ocasiones a lo largo de su vida. Este es un claro ejemplo de cómo las condiciones en que viven estos animales en cautividad alteran su comportamiento natural muy negativamente.

La revista “Small and DeMaster” en el año 1995 publicó un artículo sobre las tasas de supervivencia de distintas especies de mamíferos marinos en cautividad. Se comprobó que, a finales de 1992, las orcas en cautividad tenían una tasa de supervivencia significativamente menor que en condiciones de hábitat natural. Y es que la vida media de las orcas hembra en libertad se calcula en 46 años, y la de los machos en 31 años. De las nacidas en cautividad, las hembras normalmente no superan los 30 años de vida, mientras que las capturadas suelen morir con entre 10 y 20 años de edad. Sin duda son datos que difieren enormemente entre el hábitat natural y el artificial, lo cual debería servir de alarma para esta situación.

Según el estudio, a mala salud dental en las orcas y delfines en cautividad es una causa muy frecuente de infecciones: estos individuos muestran la dentadura dañada, con los dientes rotos y gastados. Esto no ocurre en los ejemplares salvajes, que apenas muestran desgaste de los dientes. En cautividad, la abrasión y la rotura provienen de roer las paredes de cemento y las verjas de acero que separan las distintas piscinas, como muestra de agresividad, por aburrimiento o como consecuencia de la automutilación, ya comentada antes.

Como se cuenta en el artículo, otro gran problema de la cautividad, sobre todo que afecta a las orcas, es la incompatibilidad entre ejemplares: los individuos se encuentran intimidados por otros, dando lugar a enfrentamientos que provocan graves lesiones y heridas, obligando al final a la separación de los individuos dominantes. En estado salvaje, rara vez se observan agresiones entre orcas. Y es que en estas condiciones de vida artificiales, los lazos que se establecen entre los individuos no son naturales, lo que genera en ellos un comportamiento anómalo.

Todos sabemos que los delfines son animales muy sociables, que viven en grupos complejos y organizados con importantes relaciones familiares. En un zoológico se mezclan delfines de diferentes procedencias geográficas, hecho que imposibilita cualquier tipo de relación de parentesco. Afortunadamente, en algunas ocasiones es posible que se lleguen a establecer lazos de amistad, que se ven rotos en el momento en el que hay un traslado de un ejemplar a otro parque, algo que sucede con bastante frecuencia. Es entonces cuando el animal muere por depresión al separarlo de sus compañeros de piscina (se entristecen, dejan de comer y mueren por inanición).

Otros testimonios de ex-adiestradores afirman que muy frecuentemente se alimenta poco a los animales, con el único fin de que en las exhibiciones actúen por hambre, a cambio de alimento. O que a los machos en época de reproducción se les suministran hormonas y fármacos para inhibirlos sexualmente hacia las hembras y que no se vuelvan agresivos, volviéndolos sumisos y así poder llevar a cabo las actuaciones.

Un factor del que merece especialmente la pena hablar es el deterioro de la capacidad de comunicación entre los individuos. Los delfines y las orcas se comunican a través de ultrasonidos, aprovechando las propiedades acústicas del agua, siendo este un factor clave y muy importante en sus complejas relaciones sociales. Las piscinas son entornos cerrados con las paredes de cemento, lo que imposibilita la comunicación entre ellos, ya que cuando lo hacen los sonidos retumban en las paredes del recinto multiplicando su nivel sonoro. A esto hay que sumarle los sonidos que emiten las bombas y maquinaria de las depuradoras de las piscinas, que también retumban en las paredes de la piscina. En un parque español la medición del nivel acústico dentro de la piscina de espectáculos fue de 123 dB, aproximadamente el equivalente a un motor de un avión en marcha. Los animales están sometidos a este nivel acústico durante todo el día, y todos los días del año, lo que les genera estrés y alteraciones en sus comportamientos, además de la imposibilidad de comunicación entre ellos, ya que ni se escuchan ni se entienden.

El agua de las piscinas también es otro factor importante que merma su calidad de vida, ya que en muchas ocasiones no es agua de mar, y ha de tratarse con numerosos productos químicos muy agresivos, tales como Glossary Link ozono, lejía, etc., que alteran la piel y mucosas de los animales.

orca1Lógicamente, la mayoría de los millones de espectadores que pagan por disfrutar de estos espectáculos ignoran todo esto. El público presencia solo la parte “bonita” de las orcas y delfines, los saltos y volteretas, los besos a los adiestradores o el poder hacerse una foto al final del espectáculo tocando el delfín sonriente. Como es de esperar, salen pensando que estos animales disfrutan durante las actuaciones y que gracias a los cuidados que reciben tienen una calidad de vida superior a la que tendrían en el océano, o en el «oscuro y escalofriante océano» (palabras literales de los ejecutivos de SeaWorld para defender el cautiverio de las orcas). El público no tiene conocimiento de todo lo que hay detrás de las cámaras.

España a la cabeza.

España es el país europeo que posee más cetáceos en cautividad (aproximadamente 90 delfines, 2 ballenas beluga y 6 orcas en zoos y acuarios). Es por eso que el portavoz internacional de la plataforma SOS Delfines, Daniel Turner, indica que "es urgente que las autoridades europeas y concretamente las españolas pongan fin a este tipo de crueldad y, especialmente, se prohíban los espectáculos con cetáceos, pues no aportan nada ni a la educación del público ni a la conservación de la especie".

De hecho, la Guía para la Aplicación de la Ley 31/2003 de Conservación de la Fauna Silvestre en los Parques Zoológicos elaborada por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente,  estipula que los parques no deberían “consentir la utilización de sus animales en espectáculos ni en otras actividades similares que se encuentren claramente alejadas de las tareas educativas especificadas en la Ley 31/2003 (p. ej., fotografías del público con los animales, exhibiciones de carácter circense, etc.)”. Y justamente esto es lo que se está haciendo con estos animales en todos los acuarios del país. No estaría mal empezar cumpliendo las recomendaciones que el propio Ministerio establece.

Una realidad incompatible.

Los hechos lo demuestran: en la naturaleza, tras millones de años de encuentros entre la gente de mar (pescadores, investigadores, etc.) y orcas y delfines, no se han registrado muertes humanas y apenas heridos graves. Sin embargo, en sólo unos pocos años de la aproximación artificial de estos mamíferos a la gente, ha habido decenas de heridos graves y algunas muertes, principalmente por orcas. La captura y cría en cautividad no sólo disminuye la esperanza de vida de los animales, sino que además pone en riesgo a las personas.

Los delfines y las orcas son animales que jamás se adaptarán a vivir confinados. Son viajeros incansables por naturaleza, cuyas complicadas necesidades les hacen inadaptables al cautiverio, por mucho que el ser humano intente enriquecer su entorno artificial.

Existen numerosas asociaciones y entidades en los parques naturales que realizan tareas de educación ambiental con salidas en barco, y que nos enseñan cómo son estos animales en libertad, fomentando el respeto por el entorno marino en el que viven. Esto es algo mucho más enriquecedor para la persona que hacerse una foto con un delfín en una piscina.

Es una crueldad lo que se está haciendo con estos animales, sometidos a un régimen de esclavitud por culpa de la insaciable avaricia del ser humano. Se les obliga a desarrollar comportamientos antinaturales, se manipula su naturaleza y eso tarde o temprano trae consecuencias. Los delfines y las orcas nos están dando una gran lección acerca de la inmensidad y del poder de la naturaleza.

Alicia Moreno Muñoz para Hazte Sostenible.


Imágenes: Sara López Pérez.

Pág. 1 de 9

Sostenibilidad

JA Teline IV
Sistemas biológicos para siempre

Ética empresarial

JA Teline IV
Naturaleza moral en el ámbito corporativo

Energía

JA Teline IV
La energía como recurso natural

Medio ambiente

JA Teline IV
Agua, suelo, aire

Blogs »

Avatar
El debate está servido